La inflación de julio fue del 2,2% y acumula 54,4% en los últimos 12 meses, pero aún falta el impacto de la devaluación

Según el Indec, la suba de precios acumula un alza de 25,1% en lo que va del año. Para agosto, se espera una inflación superior al 4%, pero para septiembre, superior al 6%.

Lo que parecía que iba a ser una buena noticia para el Gobierno, que comenzaría a mostrar el éxito de la desaceleración de la inflación, pasó a ser un dato viejo. El Indec informó que la suba de precios de julio alcanzó el 2,2%, la más baja del año y varias décimas menos que la de junio, y acumuló así una inflación de 25,1% en los primeros siete meses del año.

Sin embargo, la de agosto ya superará nuevamente el 4% (los economistas proyectan entre 4 y 5%) y la septiembre podría ubicarse en valores superiores al 6%, debido al salto brusco del dólar que se produjo tras el resultado electoral y la inestabilidad política.

De acuerdo con las cifras oficiales, la inflación interanual fue del 54,4%. Respecto de los rubros, la suba de precios de julio estuvo impulsada por el alza de las naftas, las prepagas, los alimentos y esparcimiento por las vacaciones de invierno.

El rubro salud trepó 4,1%; el de recreación y cultura, 3,9%; y alimentos y bebidas, 2,3%. También subió más que el promedio equipamiento y mantenimiento del hogar, con un alza del 2,5%. A su vez, la inflación núcleo fue del 2,1%, en tanto que los precios de los productos estacionales subieron 3,6% y los regulados, 1,8%.

En cuanto a los alimentos, el kilo de lechuga fue lo que más subió, con un 92,4%, en tanto que el kilo de cebolla trepó 32,8%. Los pañales descartables aumentaron 5,2%; el jabón en pan, 7,1%; la leche fresca entera en sachet, 4,7% y las galletitas dulces envasadas sin relleno, 4,7%. Bajaron el limón, 6,9%; el tomate redondo, 5,6% y el pollo entero, 3,9%, entre otros.

Fuente: INFOBAE

 

 

Te puede interesar