POLICIALES

Torturó y mató a una abuela y su nieto: ahora analizan darle prisión domiciliaria

Torturó y mató a una abuela y su nieto: ahora analizan darle prisión domiciliaria

Para Radio Rafaela, informe de Ezequiel Re:

 

El brutal doble crimen ocurrió en Entre Ríos en 2009. El asesino quemó, picaneó y acuchilló a las víctimas.

 

A dos meses de que se cumplan 9 años del brutal crimen de Nelly Akrich, una mujer de 88 años, y su nieto, Adrián Rivero, la Justicia de Entre Ríos evalúa la posibilidad de otorgarle la prisión domiciliaria a su asesino. Nicolás Emanuel Martínez fue condenado a perpetua por los asesinatos pero su familia pidió el beneficio por problemas de salud.

La muerte de la abuela y su nieto fue cruel. Martínez entró su casa la madrugada del 16 de diciembre de 2009 dispuesto a matar, pero antes los torturó. Al joven de 23 años le tiró gas pimienta, le quemó las manos en una hornalla, lo picaneó y lo apuñaló 17 veces. Para entonces la mujer, que dormía, se había levantado por los gritos y Martínez decidió en ese momento eliminar también a la única testigo.

A ella la quemó primero con trapos embebidos en hidrocarburo, le dio siete puñaladas y, antes de escapar del lugar, prendió fuego la casa con sus dos víctimas adentro. La policía lo capturó en la ciudad de Colón, a donde había llegado desde Concepción del Uruguay con la intención de irse a Brasil. Ahora, 8 años y 10 meses después del doble crimen, está alojado en la Cárcel Granja de Gualeguaychú.

La primera vez que la familia del condenado solicitó la prisión domiciliaria fue en 2014. En ese momento su pedido fue rechazado pero ahora, volvieron a intentarlo. Su argumento es que padece de esquizofrenia y debe recibir tratamientos, para lo cual tendrían preparada en su casa una habitación especial, indicó EL Once.

El pedido ahora recayó en el juez Carlos Rossi, quien estaría analizando la posibilidad y ya notificó incluso a la familia de las víctimas. La noticia cayó como un balde de agua fría para ellos, quienes expresaron su repudio en las redes sociales. Alberto Rivero Akrich fue terminante y manifestó se negaba “terminantemente a su cuasi libertad”. Sin embargo, su postura no es vinculante y la decisión final será de la Justicia.

 

Fuente: TN

compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

10 octubre, 2018

Comentarios de Facebook

Comentarios cerrados.