INTERNACIONALES

Elecciones legislativas en Estados Unidos: ¿Qué se juega Donald Trump? – Por Janise Lamas

Elecciones legislativas en Estados Unidos: ¿Qué se juega Donald Trump? – Por Janise Lamas

El 6 de noviembre se llevarán a cabo las elecciones de medio término en Estados Unidos, y si bien no tienen la trascendencia que tiene las presidenciales, en esta ocasión los resultados demostrarán la legitimidad de actual presidente, el de su partido político y marcarán el rumbo de los dos años que le restan.

Los escaños que se renuevan son los 435 de la Cámara de Representantes (totalidad de las bancas) y 35 Senadores (un tercio), pero también se eligen 36 gobernadores de Estados norteamericanos. Actualmente el Partido Republicano tiene la mayoría en ambas cámaras, aunque con una mayoría muy ajustada en Senadores y más amplia en la de Representantes, estas elecciones pueden configurar tres escenarios muy diferenciados, según el partido que logre controlar esas mayorías.

Una posibilidad sería el triunfo de los demócratas en ambas Cámaras lo que significaría una derrota y la posibilidad de paralizar la agenda legislativa de Donald Trump, hasta incluso iniciar el proceso de impeachment.

En caso de que ganara el partido Republicano todo se mantendría igual, Trump podría respirar tranquilo hasta las elecciones de 2020. Las investigaciones a miembros de la administración se reducirían, el gobierno podría avanzar en sus planes para construir el muro en la frontera con México, eliminar por completo el sistema sanitario impulsado por Barack Obama, e impulsar nuevos aranceles a productos extranjeros y bajadas de impuestos.

Y el tercer escenario posible, y el que más auguran los analistas es el triunfo de los demócratas en la Cámara de Representantes y los republicanos ganen en el Senado. Al controlar una de las dos cámaras del Congreso, los demócratas tendrían la capacidad de bloquear la agenda legislativa de los republicanos. Pero sin el control del Senado, tampoco podrían votar sus propias iniciativas.

Además, si los dos partidos principales se reparten las cámaras, aumentaría la probabilidad de un cierre de gobierno. Esto tiene lugar cuando el Senado y la Cámara no se ponen de acuerdo para aprobar presupuestos. Su efecto más inmediato es que muchas de las instituciones del estado se ‘paralizan’, salvo aquellas que se consideran “esenciales”, como el FBI, servicios médicos, las fuerzas armadas o el servicio meteorológico, entre otras. Durante un ‘shutdown’, cerca del 40% de los empleados del gobierno son apartados de sus puestos de trabajo y puestos en suspensión de sueldos.

En resumen, los sondeos predicen una victoria demócrata en la Cámara y una victoria republicana en el Senado.

 

 

compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

5 noviembre, 2018

Comentarios de Facebook

Comentarios cerrados.