INTERNACIONALES

A un año del atentado en La Rambla de Barcelona: ¡No tinc por! (¡No tengo miedo!) – Por Janise Lamas

A un año del atentado en La Rambla de Barcelona: ¡No tinc por! (¡No tengo miedo!) – Por Janise Lamas

Barcelona rindió homenaje el viernes 17 de agosto a las víctimas del atentado terrorista de La Rambla.

El jueves 17 de agosto de 2017 a las 17:00 cundió el terror y el pánico en el lugar turístico por excelencia en Barcelona, donde el verano y el turismo le otorgaban una concurrencia máxima al lugar. El terrorista yihadista (Younes Abouyaaqoub) luego de embestir estrepitosamente a todo lo que se encontraba a su paso, abandonaba su furgoneta sobre el mosaico de Joan Miró en el suelo de La Rambla. Con ella había irrumpido en esa arteria de Barcelona para llevarse por delante las vidas de 16 inocentes y dejando más de 150  heridos.

Muchas de las víctimas del 17A se encontraban de turismo en Cataluña. Jamás pensaron que sus vacaciones podían desembocar en tan triste final, pero la radicalización yihadista se llevó por delante sus vidas: murieron cinco españoles, tres italianos, dos portugueses, un australiano, un canadiense, un belga, una alemana, una argentina y un estadounidense.

A un año del atentado los familiares y víctimas debían ser los protagonistas del homenaje a los muertos de aquel 17A y así fue; a excepción de los intentos de politizar el acto con gritos a favor y en contra de la presencia del rey Felipe VI o tensión entre independentistas y unionistas. La delegación política estaba encabezada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el presidente del Parlament, Roger Torrent, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Las autoridades se habían conjurado para que, a diferencia de lo ocurrido en la manifestación del año pasado, este año la marcha no se convirtiera en una bronca política. Por ello, se preparó un acto en el que se descartaron los parlamentos de las autoridades y se dio el máximo protagonismo a las víctimas y a los profesionales de los servicios públicos del 17-A.

Ni de lejos ha habido la bronca del año pasado, aunque sí algunos momentos de tensión. La llegada del rey Felipe VI y la reina Letizia en la plaza de Catalunya ha provocado reproches entre quienes voceaban ¡Viva el rey! y quienes les mandaban callar. A primera hora de la mañana, además, colectivos independentistas habían desplegado sendas pancartas contra el monarca en La Rambla y la plaza de Catalunya. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha querido cumplir a rajatabla su “compromiso” de dejar la política al margen y, preguntada al respecto, ni siquiera ha querido valorar esas actuaciones. Porque al final, los actos han transcurrido sin apenas incidentes y con un mayoritario y emotivo silencio en recuerdo a las víctimas.

 

compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

25 agosto, 2018

Comentarios de Facebook

Comentarios cerrados.