NACIONALES

Ricardo Alfonsín: en el nombre del padre

Ricardo Alfonsín: en el nombre del padre

Dialogamos con Ricardo Alfonsín en el marco de los 35 años del retorno  de la democracia de la mano del expresidente Raul Alfonsín. “El objetivo principal de la transición era terminar con las dictaduras militares. En ese sentido, pudimos hacer las cosas como había que hacerlas para que no hubiera más interrupciones militares. No era fácil, pero es cierto que en materia de justicia social, igualdad, equidad no hemos podido avanzar como nos hubiera gustado. Tantos años de democracia no han podido sacarnos del subdesarrollo y ese es el principal desafío para poner en marcha una segunda transición”, comenzó diciendo el dirigente radical.

“No hay que confundir crecimiento con desarrollo. Tenemos que lograr que, además de que la Argentina crezca económicamente, que ese crecimiento sea inclusivo, que amplíe derechos que construya sociedades más justas y genere bienestar para todos. Eso es lo que no ha pasado, por eso digo que muchas veces el crecimiento no está asociado con una sociedad más justa”, subrayó.

“Pienso que en la Argentina tenemos que hacer un esfuerzo para evitar que los sectores económicamente más poderosos impongan una manera de funcionar la economía que impide la construcción de sociedades más justas. El que maneja la economía decide cómo será la vida de la gente, y no podemos permitir que la economía la maneje el mercado, particulares o el sector privado. Y esto no lo puede hacer un partido solo”, dijo.

Sobre el Congreso de Gualeguaychú  en la que el radicalismo selló su alianza con el PRO, Alfonsín subrayó: “esa decisión hay que acatarla porque la mayoría votó a favor. Pero no solo votamos eso, dijimos que en el caso de que el PRO nos ganara las PASO íbamos a tratar de influir en las decisiones de gobierno, que íbamos a tratar que se cometan errores haciendo conocer nuestra opinión, que no íbamos a acompañar  decisiones que creíamos que no eran buenas para el país. Nada de eso se hizo, hicimos todo lo contrario, actuamos como convidados de piedra como si estuviéramos convencidos que las decisiones fueran todas buenas. Fuimos criticados, no sé por qué ahora muchos creen que hay que actuar como si no tuviéramos derecho a opinar”, comentó.

 

 

compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

30 octubre, 2018

Comentarios de Facebook

Comentarios cerrados.