ACTUALIDAD

Todas las versiones y sus realidades, en el día a día de SanCor – Por Elida Thiery (EDairyNews)

Todas las versiones y sus realidades, en el día a día de SanCor – Por Elida Thiery (EDairyNews)

Desde la llegada de dinero del Gobierno Nacional, pasando por la venta de la planta de Centeno y hasta la transformación en sociedad anónima se sigue hablando de la Cooperativa entre puras conjeturas que aún no tienen certezas.

El año comenzó difícil para la lechería y para SanCor el tránsito hasta aquí se complicó aún más. Entre la combinación de deficientes administraciones, las crisis climáticas, los vaivenes políticos y la influencia mediática en el caso, la cooperativa presenta su rostro más preocupante, no sólo por la realidad, sino por las decenas de conjeturas que derivan hacia las opciones de solución.
Partiendo de descartar cualquier tipo de presentación judicial por parte de AFIP, así como de otros acreedores a una convocatoria para el pago de deudas, al menos al momento y mucho menos a partir del primer día de diciembre, hay bastante que aclarar, además de la inexistencia del juez que sea capaz de decretar la quiebra de la firma, tal como lo venimos esgrimiendo hace meses en este espacio.
Mientras desde la Nación se dice que ha comenzado a cuentagotas el pago de los 250 millones de pesos del fondo autorizado a principio de año, en SanCor no se confirma la continuidad de esta arteria que inyectaría dinero en cuotas de 50 millones para oxigenar un tanto a la empresa que ya dejó de estar en el uno-dos de la lechería nacional. También hay versiones mediáticas en las que se confunden los aportes solidarios con otros formatos de pago, que se deberían terminar en diciembre, luego del primer acuerdo entre Gobierno y Atilra, para mejorar las condiciones sectoriales, más allá de la Cooperativa en sí y que aliviaron de alguna manera la carga más pesada de futuros controles para el líder de la gremial lechera.
Son también las versiones confusas de la empresa La Tarantela las que enturbian el panorama. En la planta de Centeno no se hicieron más que pruebas técnicas y operativas a nivel industrial, para que sigan adelante las negociaciones por este espacio para la producción de quesos y así darle continuidad a las tratativas que aún no llegaron a una conclusión. Desde la empresa confirman que no hubo aún transferencia de activos, ni cesión de instalaciones, ya sea transitoria o definitiva, por lo tanto la gestión tampoco está trasladada a este posible comprador y la situación de la planta y sus trabajadores continúa igual y con expectativas.
Al hablar de esto vuelve a saltar la opción de venta total de la Cooperativa en general, esa por la que muchos ya dieron su palabra de hecho en reiteradas oportunidades desde el inicio de 2017 y aún no hay nada claro sobre la mesa. A partir del tironeo en el Gobierno Nacional por las ayudas o el empujón para la venta, con todos los intereses del Gobierno santafesino en el medio, vale la pena aclarar el panorama. Fonterra sigue en tratativas, pero es sin dudas el tema de los recursos humanos y el vínculo con un gremio viciado el que frena avances, mientras hay otra láctea que también quiere su oportunidad y no se baja a la hora de seguir con las reuniones, mientras que es un fondo (pero no norteamericano), el que busca también su oportunidad, en un negocio globalmente difícil.
No existe agenda sobre ninguna reunión de consejeros para este próximo martes, por lo tanto no hay definición posible, sobre todo porque cualquier cambio en la composición accionaria, de denominación legal, la tiene que tomar una asamblea de socios y no queda en manos de quienes de alguna manera los representan en lo más cotidiano.
Pero el ovillo de SanCor es interesante para jugar y enredar conclusiones, por lo tanto esto sigue impactando en el día a día de la recolección de leche, como primera instancia, pero sobre todo siendo funcional a quienes pretenden un negocio más debilitado para la Cooperativa y más favorable para la especulación, pero lo que es concreto es que sobre la empresa no habrá novedad alguna en este sentido, al menos hasta el inicio del próximo año.
Con una lenta recuperación de litros, un apaciguamiento en lo mediático y las versiones que caen como granizo constante ante un desamparo político, SanCor resiste cada empujón e intenta la mejor alternativa para frenar su devaluación que hoy por hoy lo puede eludir sólo con la marca y su logo, más allá de las propiedades, plantas, o capital humano.

compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

23 noviembre, 2017

Comentarios de Facebook

Comentarios cerrados.